24.4.08

Radio Tip # 14 (Creando popularidad, fama y cuidando tu imagen)

Es curioso, una de las mayores razones para convertirse en locutor, es la búsqueda de la fama.

Todos queremos ser reconocidos de una u otra forma. El ser querido por el público, es un aspecto innegable que busca la gente que se encuentra al aire.

Sin embargo, cuando la fama nos llega, inconscientemente ya no nos gusta mucho que digamos y se debe por el siguiente aspecto:

PORQUE NOS HACE PERDER LA PRIVACIDAD.

De todos es sabido la incomodidad y hasta el sufrimiento que viven las figuras públicas, cuando los medios de comunicación los acosan indiscriminadamente.

Y el locutor es también figura pública.

Entonces, ¿por qué el cambio?, ¿por qué comienza la pendiente hacia abajo en el interés por ser famoso?

Definitivamente la pérdida de privacidad y la subsecuente exposición al público de nuestros asuntos privados, hace que entremos a la defensiva.

Sin embargo, el auditorio muestra un interés muy marcado por saber más y más sobre la persona pública que admira.

La razón es muy simple:

la gente se relaciona con gente, con personas, ... no con locutores.

Y de ahí viene el torrente de popularidad ascendente.

Si entregas al auditorio lo que ellos quieren escuchar, lo que ellos necesitan o lo que a ellos les preocupa, inicia la adhesión a lo que dices. Cuando además, le agregas información local, es decir, de la ciudad o el área donde viven, inicia su lealtad. Si además, le agregas información sobre de ti, la que sea, te humanizas ante ellos, se identifican contigo como persona e inicia la admiración y hasta la idolatría.

Pero tienes que estar consciente de que ese estatus privilegiado, lleva un precio.

Si inconscientemente has comentado aspectos de tu vida privada y los has compartido con tu auditorio públicamente, estas formando un interés mágico en la popularidad hacia tu persona y tu turno al aire.

A LA GENTE LE GUSTA SABER MAS DE TI.

Pero si eres una persona a la que no le gusta que se sepan cosas de tu vida privada, entonces debes estar consciente de que la popularidad te va a costar un poco más de trabajo. Quizá la logres, pero por otros conductos.

Yo en lo personal recomiendo a los locutores a que cuenten un poco de lo suyo; que cuenten lo que les pasó el día anterior, o esa mañana, … incluso, una anécdota de algo que les pasó hace tiempo y que en la actualidad se parece o es igual a una noticia de hoy.

Recomiendo también, ser muy cuidadosos en CUIDAR SU IMAGEN.

Si al aire eres de los que ‘se llevan pesado’, es decir, eres de los que hablas sin temor, dices palabras que van subidas de tono, suenas como en México decimos, “muy llevado”, entonces la gente va a pensar que el día que te vean, se pueden llevar fácil y familiarmente contigo, porque es la imagen que se han formado de ti.

Pero si no te gusta que la gente se tome mucha confianza contigo, entonces cuida la manera en que hablas al aire. No hables sueltamente sólo porque así suenas chistoso y piensas que así vas a caer bien. En efecto, caes bien y suenas incluso bien al aire, pero ¿tu imagen?

Concluyo entonces con estos aspectos:

Si quieres funcionar bien al aire, crear popularidad y eventualmente, crear fama, cuida tu imagen y continua tu carrera en la radio consciente de que la fama, lleva un precio.

Pero tienes que estar consciente de que ésto, va intrínsicamente ligado con tu privacidad.

1 comentario:

MiguelandHELL dijo...

Una vez mas por aqui, Emilio (y creo que seran muchas mas...) je!
Fijate que la fama no me interesa... Al estar al aire me siento a gusto, me encanta estar en cabina...! Por otro lado me han contratado en algunos eventos para conducirlos y no estuve nervioso, algunas chicas hasta foto y aurografo pidieron, se los di, pero les dije que eso se les pide a los famosos, como Luis Miguel y Ricky Martin, no a mi...! Soy muy reservado, tanto al microfono como en mi vida personal, pero desde que empece de repente platico algunas cosas de mi! y me da gusto, pues es algo que has comentado en el blog y que, sin saberlo, lo he llevado a cabo. Por otro lado, me doy cuenta que mis compañeros (son 2 mujeres y 1 hombre), si van por la fama, la popularidad, el hombre, a menudo (cuando salimos) con quien se encuentre le dice "Soy el locutor...", y ya ebrio saca a flote la radio... De hecho, aunque no conoci a mi papa (te comente en un mail que mi papa fue locutor), me comentan que el era de ese tipo de personas que se vanagloriaban con son trabajo en la radio y nunca pagaba un peso cuando salia... Pero yo vivi mi infancia y parte de juventud con mi mama y ella era muy diferente a mi padre, y me quede con eso.
En fin, una vez mas agradezco los tips, que ya voy en el tip 15...
Cuidate!