27.3.08

Radio Tip # 6 (Seis formas de construir tu carrera al aire)

SEIS FORMAS DE CONSTRUIR TU CARRERA AL AIRE

1. Enfócate en el radioescucha.

Se ha creado un estereotipo del locutor como una persona egoísta y auto - involucrada. Este concepto no esta muy alejado de la realidad, ya que la mayoría de los locutores se preguntan a si mismos, "¿Qué puedo hacer para llamar la atención?, ... necesito algo que me haga lucir bien".

Sin embargo, en su lugar deberían preguntarse, "¿Qué puedo hacer para ENTRETENER, INTERESAR o TOCAR fibras de mi audiencia de manera significativa?".

Deberían de enfocar el propósito hacia el auditorio, no hacia ellos.

Un auténtico locutor sigue sus propios intereses ... pero de una forma que incluya a sus radioescuchas, ... y una forma vital para mantener tu enfoque en "entregar lo adecuado", es PREPARARTE PARA TU TURNO AL AIRE.

Para muchos locutores, prepararse significa ver el periódico justo antes de salir al aire. Ven una revista, la hojean y lo que les gusta, van y lo sacan de inmediato, sin planear nada.

Algo muy efectivo, es hallar que es lo que pasa en el mundo y descubrir como reaccionas a los distintos eventos del día.

Recuerda: La mayoría de locutores no se preparan para sus turnos ni para sus intervenciones al aire. Por eso la gente los califica como "Locutores regulares".

2. Crece como persona.

La mayoría de la gente de radio, entramos muy jóvenes – la mayoría antes de los 21.

Al embarcarnos en una carrera tan competitiva, nos es muy fácil concentrar 100% de nuestras energías en "radio" y 0% en nuestro propio crecimiento mental y personal.

El resultado, es una cantidad sin fin de locutores de 30 y 40 años que no están completamente interesados en sus tareas en la radiodifusión, tal y como les sucedía cuando comenzaban.

Tienes que leer más que los artículos de las revistas de escándalo.

Tienes que encontrar y explorar tus propios rincones de la experiencia humana.

Es sorprendente como muchos locutores acostumbran dedicar programas enteros a discutir un libro nuevo que acaba de salir – sin siquiera jamás leer uno de ellos.

Obviamente no se espera que leas todos o la mayoría de los libros de los que vas a hablar, pero si es bueno leer de vez en cuando. Lo mismo pasa con las películas.

Consigue una de esas revistas que dan en los aviones; uno de esos periódicos que editan los estudiantes de la universidad; si tienes acceso a las publicaciones internas de una empresa, ¡léelas!.......pero no las leas como una fuente para ideas de radio; lee lo que te parezca interesante, porque ese interés, te ayudará a crear aspectos sorprendentemente interesantes para tus programas.

No importa lo que acostumbres leer por placer. Yo te garantizo que encontrarás una forma de utilizar el material de tu desempeño al aire, de manera mucho más original y que refleje lo que es tu personalidad.

3. Rétate tu mismo.

No es difícil sobresalir de entre los "Locutores regulares", pero es lamentablemente fácil continuar haciendo el mismo programa por años: las mismas características, los mismos personajes y la misma forma de manejar los tópicos.

Esto hace que ya no te veas ni oigas fresco, porque te vuelves predecible y sin vida. Muchos locutores experimentan la muerte creativa ... pero no se dan cuenta sino hasta que se enteran, cómo les fue en los ratings. Esos resultados, son su obituario.

Muchísimos locutores (y directores de Programación), matan sus propias carreras siguiendo la mortal creencia de, "Si no está roto, no lo arregles".

4. Abrázate de la emoción.

La Radio es un medio ardiente pero que se escucha ocupado en su mayoría por personas frías, ... locutores que son completamente predecibles, locutores a los que no les importa su auditorio y cuyos programas raramente están inyectados de inspiración emocional o creativa. Son personas de actitud altiva, pero sin substancia; trotan y gritan, pero en realidad no les importa nada.

Como resultado, no llegan a hacer una fuerte conexión con su auditorio.

¿Conoces a alguien así? (espero que no seas tu, pero si lo eres, ¡cambia!).

5. Construye tu carrera.

La mayoría de locutores aprenden lo básico...y se acurrucan por el resto de su vida profesional.
Y con esto, demuestran que ellos tienen trabajos, no carreras.

Enfrentémoslo: Las demandas técnicas de ser un locutor se comparan con las de manejar un auto con transmisión manual. Sólo que no tan difícil.

Para tener una carrera en radio y no nada más un trabajo, necesitas desarrollar una maestría de la ejecución de habilidades. Pero entregar los resultados a tu auditorio, no siempre es lo suficiente como para asegurar longevidad profesional. Necesitas también pagar el precio de promoverte tu mismo dentro de la industria y el de hacer amistades dentro de tu profesión
(tener amistades dentro de la industria, puede ser de inmensa ayuda para soporte mutuo, inspiración, consejo y si, ... incluso para conseguir empleo ocasionalmente).

6. Protege tu futuro.

A lo mucho, hay únicamente solo una persona en tu estación a quien verdaderamente le importa tu carrera.

Si no te importa lo suficiente a lo que te puede pasar cuando hay un cambio en el formato, en la Dirección, en el cambio de dueños o ratings, no esperes que alguien venga y te diga que deberías estar haciendo para garantizar tu seguridad profesional y financiera.

Aquí tienes tres cosas que ya deberías estar haciendo:

* Ahorrar tu dinero. Los expertos financieros recomiendan comúnmente, que acumulemos el equivalente a seis meses de salario (puedes soltar la risa si gustas), pero, no importa que mucho o poco hagas en la radio, encomiéndate a separar 15% de cada cheque en el banco. Obviamente representa mucho presupuesto de tu parte, pero puede marcar la diferencia entre encontrarte desempleado y desesperado por un trabajo que se te esta ofreciendo...y ser capaz de esperar por que llegue una mejor oferta.

* Negocia tu contrato de empleo. Se encuentre o no por escrito, tienes un contrato de empleo. Se le dice a la mayoría de locutores, "Aquí tienes nuestra primera y última oferta; la tomas o la dejas". Eso casi nunca es verdad – y mucho menos cuando una estación busca retener a un locutor exitoso.

Hay muchos libros y grabaciones en CD o cassette, que revelan los misterios de la negociación. Búscalos en la Internet, en tus bibliotecas, con los estudiantes de Administración de Empresas, Economía o Negocios de tu Universidad local. Mis favoritos: Los que ha escrito el Dr. Chester Karrass. Lo malo es que son en Inglés, pero si eso no es obstáculo, tu vida en realidad cambiará al adquirir tan solo el libro básico. Pedir por lo que mereces, no necesita ser tan desanimante como piensas.

* Has amigos en la comunidad de radio local. ¡Así es!, sé que esto va a ser que tus jefes en la estación se "paren de uñas" por relacionarte con la competencia. Ellos ven a la radio como algo nada diferente a una guerra y el tener amistades de otra emisora, es considerado como traición.

¿A poco no?

Pero mira a tu alrededor.

Esta industria cada vez ofrece a la mayoría de los locutores, menos garantías que antes. Cuando tu turno repentinamente sea substituido por la voz de alguien que se encuentra cómodamente instalado en su estudio particular al otro lado del país y tu te encuentres en la calle, vas a lamentar el que trataste a tus compañeros del medio como basura ... sólo por el hecho de que escogieron la misma carrera que tu.

En resumen, tu eres la única persona que tiene las garantías, el manejo y la sobrevivencia de tu trabajo.

Prepárate; has crecer, mantén y cuida a tu auditorio; destácate del resto; vuélvete famoso e influyente por ellos, no por ti o para ti y finalmente, date a valer. Las estaciones de radio existen porque por todo cobran y en nada gastan. Es hora de que recibas lo justo a tantas horas de esfuerzo; a que con tu sola presencia, reúnas a cientos o miles de personas para el beneficio de un cliente, pero que obligatoriamente, este trabajo necesita ser remunerado.

Ten miedo de que la estación te deje ir, sólo cuando sabes perfectamente que no has hecho bien tu esfuerzo y que tu popularidad no es sólida, que no genera ingresos; pero si te consta, sólida y compactamente te consta, pide lo justo.

No te dejarán ir por un solo motivo:

Existe la competencia.

1 comentario:

Miguelangel Guerrero dijo...

Me encanto! Sobre todo porque das 6 tipsd en uno! A ponerlos en practica!
Una vez mas, felicidades y gracias por esta gran experiencia que nos estas regalando!